Consenso Fiscal. Ingresos brutos. La “letra chica” del Pacto Fiscal III

              Autor: José Antonio Alaniz

 

En un comienzo repleto de novedades a materia tributaria, se suma el cumplimiento de las 23 jurisdicciones del país, que acordaron con la Nación, la reducción del impuesto sobre los Ingresos Brutos, a determinado sector productivo.

Situación que se va dando bajo presión, según consta en las discusiones parlamentarias provinciales, donde se advierte que la menor recaudación, por las rebajas en el impuesto sobre los Ingresos Brutos, no se cubre con la compensación comprometida por la Nación. Generando un bache importante en los ingresos de las provincias.

Frente al presente escenario advertimos sobre el efectivo cumplimiento de los compromisos asumidos por las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Y frente a sus extemporáneos, peligra el resultado pretendido por la Nación.

Efectivamente, uno de los principales compromisos asumido por las Jurisdicciones, es la de “ eliminar inmediatamente tratamientos diferenciales basados en el lugar de radicación o la ubicación del establecimiento del contribuyente o el lugar de producción del bien” . Ello obliga que la leyes impositivas 2018, aprueben la reducción del impuesto sobre los ingresos brutos para la actividad de producción desarrollada por los contribuyentes del Convenio Multilateral.

Asimismo (necesariamente) se prevé el compromiso de adecuar el funcionamiento de los regímenes de retención, percepción y recaudación del gravamen, de manera tal de respetar el límite territorial de la potestad tributaria de las jurisdicciones, según lo previsto en el Convenio Multilateral, y evitar la generación de saldos a favor inadecuados o permanentes, que tornen más gravosa la actuación interjurisdiccional del contribuyente respecto de su actuación pura en el ámbito local (I) . Una cuestión tan relevante como la mismísima reducción del impuesto. A lo que no se impone un plazo.

Es de conocimiento público el perjuicio que ocasiona los regímenes de recaudación. Recaudaciones indebidas que indefectiblemente generan saldos a favor. Lo que al no adecuarse de manera inmediata provocara que el beneficio económico (reducción impositiva) se transforme en un perjuicio financiero (incremento del saldo a favor). Provocando con ello la financiación indebida del estado y lo que impedirá que el beneficio pretendido por la nación llegue al sector productivo.

Una vez más la solución no será mágica. Es el contribuyente el que debe accionar para hacer valer sus derecho (recupero) y evitar el ilegal financiamiento del Estado.

Considerar:

  • La solución no llegará de parte de la Administración Tributaria.
  • Como tantas otras veces deberá ser el contribuyente el que accione para hacer valer sus derechos y evitar el ilegal financiamiento del Estado, logrando de esta manera  recuperar su capital de trabajo .

 

COMPROMISOS ASUMIDOS POR LAS PROVINCIAS Y LA CABA

Con relación al Impuesto sobre los ingresos brutos

- Eliminar inmediatamente tratamientos diferenciales basados en el lugar de radicación o la ubicación del establecimiento del contribuyente o el lugar de producción del bien.

- Desgravar inmediatamente los ingresos provenientes de las actividades de exportación de bienes, excepto las vinculadas con actividades mineras o hidrocarburíferas y sus servicios complementarios.

- Desgravar los ingresos provenientes de prestaciones de servicios cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior del país.

- Establecer exenciones y aplicar alícuotas del impuesto no superiores a las que para cada actividad y período se detallan en el  Anexo I  de este Consenso.

- Adecuar el funcionamiento de los regímenes de retención, percepción y recaudación del gravamen, de manera tal de respetar el límite territorial de la potestad tributaria de las jurisdicciones, según lo previsto en el Convenio Multilateral, y evitar la generación de saldos a favor inadecuados o permanentes, que tornen más gravosa la actuación interjurisdiccional del contribuyente respecto de su actuación pura en el ámbito local.

- Establecer un mecanismo de devolución automática al contribuyente del saldo a favor generado por retenciones y percepciones, acumulado durante un plazo razonable, que en ningún caso podrá exceder los 6 (seis) meses desde la presentación de la solicitud efectuada por el contribuyente, siempre que se encuentren cumplidas las condiciones y el procedimiento establecido por las jurisdicciones locales para esa devolución.

Cumplimiento bajo presión, ya que se prevé una penalización: L a no recepción de los fondos destinados a compensar la pérdida que surge para las jurisdicciones a raíz la eliminación del artículo 104 de Ganancias y el aumento de la asignación, para aquellas jurisdicciones que al 31 de marzo, no hayan aprobado el Consenso fiscal en su respectivas legislaturas.

 

(I) Traemos a consideración el trabajo “SOLUCIONES -A NIVEL NACIONAL DEL INTOLERANTE SALDO A FAVOR EN MATERIA DEL IMPUESTO SOBRE LOS INGRESOS BRUTOS -UN COSTO QUE DE FINANCIERO PASO A SER ECONÓMICO- presentado en Jornadas de Derecho Tributario Provincial y Municipal. Organizado por la Asociación Argentina de Estudio Fiscales (AAEF). En la Ciudad de Plata Pcia. de Buenos Aires, (Junio 2016).

 

 

 

 




Consultas

image